17 sept. 2018

Camilando por la vida: Aprovechando el momento






Y  a lo mejor el secreto está en la foto. Justamente en eso, en vivir  cada momento de forma espontánea. Lo cierto es  envidio su capacidad para desconectarse en una minisiesta de apenas 20 minutos, de improvisar un "kit-hat" y olvidarse del mundo, de ponerse en modo suspenso y soñar con sus cosas de bebé. Cualquier lugar es bueno, en los brazos de mamá apretando la cabeza contra su pecho, en el cochito y pasando olímpicamente de Vampirina o en el sofá harta de escuchar a Ferreras en Al Rojo Vivo. Da igual donde sea, que cuando sus ojos comienzan a escocer toca descansar.

Y me gusta verla así, inocente, sin preocupaciones, entregada a Morfeo sin importarle quien la pudiera estar mirando.Y yo me quedo inmóvil, contemplándola con una sonrisa a la vez que pienso que daría cualquier cosa porque nada le quitara el sueño: ni una discusión con su pareja, ni un jefe que la explota, ni un recibo de autónomo pendiente de pagar. Ojalá que nada le quite el sueño cuando sea adulta.

Y luego se despertará, porque hay mucho pasillo por recorrer, muchos sonidos guturales que gritar y muchas cosas que tirar por el salón. No sea que por un despiste suyo el salón quede ordenado.



Olá! Se você ainda não assinou, assine nosso RSS feed e receba nossas atualizações por email, ou siga nos no Twitter.
Nome: Email:

1 comentarios:

Monica Plasencia dijo... at 14:28

Esa bebé es la más hermosa del universooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.