6 may. 2018

Camilando por la vida: ¡Felicidades, mamá!



Hola Camila, recuerda felicitar hoy a mamá. Porque por primera vez y gracias a tu nacimiento celebramos el día de la Madre.

Pensé en escribirle un post, decirle unas palabras y entregarle el regalo después de tu primer biberón de la mañana del domingo, pero creo sinceramente que le va a ser más ilusión que la felicites tú.

Sé que a tus ocho meses empiezas a tener conciencia de muchas cosas y sobre todo de lo mucho que te cuida y te quiere mamá. Pero yo quería contarte más cosas, cosas que no ves mientra duermes, mientras te entretienes con el mordedor o mientras miras la tele porque salen PJ Mask o "Ricitos y Osito.

No te imaginas lo que eres y significas para mamá. No sabes lo que se desvive por hacerte cada día la mejor sopa, el mejor potaje y porque no te hagas daño en esta estresante fase en que comienzas a ponerte de pie.

No te imaginas lo insistente que se ha puesto para esconder los cables del televisor, para quitar cualquier cosa que pueda caerte encima del mueble del salón y como está atenta a cualquier malestar o conato de moquillo que tengas para poder colarte en algún fuera de hora en la pediatra del Centro de Salud.

Sí, también deberías saber que tiene el récord Guinness Mundial en el número de veces que una madre pone el termómetro a su hija. Cualquier momento es bueno ponértelo para saber si tienes fiebre.

Camila, ni tu ni yo perdemos la esperanza de que un día ser madre esté más valorado y más reconocido. De momento tu y yo se lo agradecemos, lo vemos a diario, solo tiene ojos para ti y para vigilar que nada perturbe tu sueño de cada noche.

Sé lo bien que debes sentirte, Camila, porque mi mamá, abuela Conchita, era igual de maravillosa que ella.

Por eso me gustaría que la felicitaras hoy. Aunque aún no articules palabra puedes emplear esa sonrisa que lo dice todo y esa mirada pilla que nos alegra la vida. Con eso será suficiente. Aprovecho también para preguntarte para cuando tienes previsto más o menos empezar a decir "Papá".

Si te parece nos hacemos una señal mañana tempranito. Cuando te cambiemos el primer pañal del día le diré que se acerque para que vea tu tercer diente. Ahí aprovecharás, la abrazarás y le darás un beso muy fuerte en la frente de parte de los dos. Eso sí, hazlo rápido antes que trate de ponerte de nuevo el termómetro.








Olá! Se você ainda não assinou, assine nosso RSS feed e receba nossas atualizações por email, ou siga nos no Twitter.
Nome: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.