8 ago. 2017

Camilando por la vida: ¡Sal ya, Camila!





Sí, sé que no es aún el momento. Somos conscientes de que los cálculos dicen que sobre el día 24 es cuando toca que vengas, pero quiero que sepas que papá y mamá te van a recibir igualmente bien si te adelantas, incluso nos darás una alegría

No, no quiero pensar en la luna llena, ni en las mareas, ni ningún tipo de superstición. Tú haz el esfuerzo y ya, ¿vale?

Hazlo al menos por tu madre, que la pobre cada día puede moverse menos.  Hace meses que no sabe lo que es dormir bocabajo y muchas veces llego a casa y encuentro el suelo lleno de cosas que se le han caído y no ha podido recoger: una cuchara, el mando de la tele, un bolígrafo. 

Imagínate además todo ello con el calor insufrible de agosto.

Estamos haciendo todo lo posible porque salgas. Estamos caminando mucho, muchísimo. No sé cuantas veces nos hemos recorrido el parque de las Indias: ya nos conocemos a los perros y a sus dueños de memoria.

Cada día le cuesta más caminar y cada día tus patadas voladoras son más fuertes (¡abusadora!) ¿Quieres salir ya?

Pero quiero que sepas Camila, que a veces sonrío un poco con todo esto. Deberías verla de lejos caminando, moviéndose de un lado a otro como imitando a E.T.. Ya solo le falta decir."Mi caaaaaasaa".




Olá! Se você ainda não assinou, assine nosso RSS feed e receba nossas atualizações por email, ou siga nos no Twitter.
Nome: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.