23 ago. 2016

Espacio Desafío: Entrevista a Ana Navarro





Ana Navarro es la mitad de Espacio Desafío. Pero si me permites que te cuente (aunque sé que a ella no le gusta que diga esto) es la parte más importante. Ella dio el empujoncito final para que esto intentase volar. Este proyecto lo teníamos en mente desde hacía mucho tiempo aparcado en el stock de sueños por cumplir y comenzaba a coger polvo...


Un buen día (¡bendito día!) me envió un mensaje de audio por Whatsapp en el que me decía que esto tenía que salir y que nos pusiéramos manos a la obra. La note tan convencida que ni le susurré. Luego nos reunimos, comenzamos a hablar y todo comenzó a cobrar forma.


Aparte de ser la "encargada" de todo esto participará como ponente en la primera edición de Espacio Desafío, cuya temática girará sobre los Recursos Humanos.


Por todo ello, teníamos que hacerle una entrevista.

¿Quién es Ana Navarro?

Es lo que me va pasando mientras vivo. Con unos pocos pilares fundamentales, voy construyendo mi vida interior y la exterior. Siempre hay aspectos que van cambiando, modificándose o desapareciendo como parte de las experiencias, la interacción y el aprendizaje.

Digamos que traigo algunas cosas de fábrica, lo que ocurre después es parte del tuneo de la vida. 

¿Qué te atrajo hasta este ámbito profesional de los Recursos Humanos?

He de reconocer que era mi segunda opción, pero me acabó conquistando. Uno de los aspectos que más valoro es lo enriquecedor que resulta y el interés que despierta en mí cada nueva aportación desde dentro de la propia gestión de personas o desde otros campos como la RSE, el b-learning, el coaching, etc. Siempre hay algo que aprender, aplicar, estudiar, analizar.

¿Qué aprenderemos en tu charla? 

Algunas pinceladas sobre la gestión de personas que me gustaría que fueran como mosquitos picando la curiosidad de más de uno/a y animándoles a poner en valor este área. No se equivoquen, invertir no sólo es un verbo utilizado en economía.

¿Qué es a tu juicio lo mejor y lo más difícil de trabajar con personas? 

Lo mejor es todo aquello que te enriquece. Si además traspasa lo laboral enriqueciéndote como persona, mejor. Y no me refiero sólo a lo que te refuerza positivamente. Los errores son también una forma de aprendizaje más o menos cara.

Irónicamente, lo más difícil es también trabajar con personas, pero ahí está el reto. Los seres humanos somos mucho más complejos que cualquier máquina y a la vez podemos hacer que todo parezca muy sencillo.

¿Cuáles son las claves para decidirse a invertir en la gestión de personas? 

Saber que se puede. Querer que se pueda. Si, como la canción. 

Me encantan estas dos frases, la primera me recuerda que hay que ser consciente y realistas respecto al tamaño de la empresa, su salud financiera, etc. También me inspira a creer en uno mismo con honestidad y en el equipo de profesionales que le rodean. Pero me gusta aún más la segunda, porque la experiencia me dice que muchas veces es una cuestión de querer hacer, de analizar los peros y darle a las posibles soluciones una verdadera oportunidad. 

¿Qué consejos le darías a alguien que comienza a gestionar personas?

Constancia, ilusión, ganas de aprender, flexibilidad mental y escuchar con atención.

¿Hacia dónde crees que se dirige este sector profesional de los RRHH?

Podría escribir mucho aunque seguramente acabaría hablando sobre hacia dónde me gustaría que se dirigiera. Pero me centraré en dos aspectos concretos: Los departamentos de Recursos Humanos manejan hoy en día o por lo menos tienen acceso a tanta información, que en ocasiones creo que estamos saturados y de ahí que no sepamos manejarla o no tan bien como se esperaría. En mi opinión aquí hay un gran reto, el de la simplificación para rentabilizar esos datos y darles utilidad práctica.

Por otra parte, se habla mucho de la gestión del desempeño en un momento marcado por atraer y mantener el talento. Está claro que habrá que saber muy bien cuál es la definición de este concepto en nuestra empresa y luego qué premiar, con qué, cuándo y cómo para conquistar a esas personas con talento y retenerlas en nuestra organización.

A nivel personal, ¿un sueño?

Siempre el mismo: seguir soñando.

En este momento, añadiría que algunos de mis sueños han traspasado la almohada y se han hecho reales a base de esfuerzo y constancia. Quizás ahora el sueño más inmediato sea ver que dan sus frutos. 

¿Qué aprendiste de tu último error?

Que después de los cuarenta los dulces van como la gloria boca adentro pero se quedan como una penitencia de ombligo para abajo.

Y además de esta certeza. Poniéndome más seria, diré que he aprendido a ver retos en algunas ideas que antes consideraba riesgos. Y esa modificación en mi punto de vista que parece afectar sólo a determinadas cosas, en realidad lo ha cambiado todo en cierta medida. 

Algo de lo que estés especialmente orgullosa.

De las personas involucradas en Espacio Desafío, porque son en mayor o menor medida, quienes le dan vida y esencia.







Olá! Se você ainda não assinou, assine nosso RSS feed e receba nossas atualizações por email, ou siga nos no Twitter.
Nome: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.